miércoles, 7 de diciembre de 2011

Valoración y Cuidados de Enfermería con Diabetes Insipida, Hipoparatiroidismo e Hiperparatiroidismo


Diabetes insípida 


Etiología / Epidemiología 


Es un cuadro que se caracteriza por la alteración de la retención renal de agua como consecuencia de una deficiencia de ADH. Afecta más a los hombres que a las mujeres. Es un cuadro raro que comienza muchas veces en la infancia o al principio de la vida adulta. 


Manifestaciones clínicas 
Los síntomas clásicos son sed excesiva (polidipsia), poliuria y orina diluida. El volumen urinario aumenta de 4 a 20 l/día, interfiriendo el sueño. 


Tratamiento 
El tratamiento depende del origen de la  diabetes insípida pero está orientado a mejorar la concentración urinaria y disminuir el flujo de orina. Puede ser quirúrgico o bien farmacológico, con la administración de vasopresina. 


Cuidados de enfermería 

  • Para prevenir la deshidratación es importante una adecuada ingesta de líquidos. 
  • Si existe hiponatremia se indicará restricción de líquidos. 
  • La administración de vasopresina puede  hacerse por vía parenteral o inhalada. 
  • Está ultima permite el control de la dosis por el enfermo; el objetivo suele ser mantener una diuresis inferior a 2000 ml diarios. Se les debe educar para reconocer los síntomas de sobre-dosificación de vasopresina: aumento de peso, edemas, dolor abdominal e hipertensión. En caso de ser administrada por vía inhalatoria, si padece una rinofaringitis se puede alterar la absorción, por lo que debe consultar a un servicio sanitario. 
  • Se precisará de control y registro cuidadoso de los signos vitales, turgencia de la piel, peso diario,  ingestas y pérdidas y densidad de la orina. 
  • Es importante la educación y cuidadosa información al paciente sobre la administración, dosis, horarios y posibles efectos secundarios de la medicación. 




HIPERPARATIROIDISMO 


Etiología / Epidemiología 


Su frecuencia es de dos a cuatro veces mayor en las mujeres y aumenta en ambos sexos a partir de los 50 años. En  el 80% de los casos se debe a un adenoma glandular benigno que secreta cantidades excesivas de PTH. El cáncer de paratiroides es muy raro. 


Manifestaciones clínicas 
Se suele descubrir de forma rutinaria en un análisis sanguíneo. Cursa con hipercalcemia de desarrollo lento, lo cual provoca síntomas gastrointestinales (anorexia, estreñimiento), renales (poliuria), cardiovasculares, neuromusculares (debilidad), esqueléticos y de la conducta (somnolencia, letargia).


Tratamiento 


Tratamiento quirúrgico: Es el tratamiento definitivo y su éxito depende de la habilidad del cirujano, por la situación inespecífica de las paratiroides en el tiroides. Después de la intervención se produce una hipocalcemia transitoria. Las recidivas son raras en el adenoma único, pero frecuentes en los múltiples, precisando un seguimiento posterior de al menos 10 años. 


Tratamiento médico: Se utiliza como  medida temporal en los enfermos asintomáticos con hipercalcemia leve. Sus objetivos son aumentar la excreción renal de calcio y disminuir su absorción gastrointestinal y reabsorción ósea. Para ello se utilizan diuréticos, abundante ingesta de líquidos y restricción de calcio en la dieta. Para limitar la pérdida ósea posmenopáusica se pueden administrar estrógenos conjugados o 
progestágenos. En situaciones de hipercalcemia aguda se puede administrar calcitonina. 


Cuidados de enfermería 


El hiperparatiroidismo es tratado por el paciente en su domicilio, por lo que habrá que informar a los enfermos y sus familias sobre los posibles signos y síntomas que pudieran aparecer. Entre éstos se pueden enumerar: estreñimiento, intolerancia al esfuerzo por debilidad muscular y fatiga, náuseas, anorexia, mayor riesgo de fractura por la desmineralización ósea y trastornos de la conducta. Deberemos promover la deambulación, con el fin de evitar una mayor descalcificación ósea, evitar el riesgo de 
caídas y traumatismos, llevar una dieta rica en fibra (para evitar el estreñimiento), y favorecer a su vez el reposo y tranquilidad (para reducir la fatiga). Si el paciente debe ser intervenido quirúrgicamente se dará asistencia pre y postoperatoria semejante a la prestada al tiroidectomizado. 



 HIPOPARATIROIDISMO 


Etiología / Epidemiología 


Es un raro trastorno que se debe a la ausencia o déficit de PTH. La etiología más frecuente es iatrogénica provocada por lesión o extirpación inadvertidas de las glándulas durante la cirugía de tiroides. 


Manifestaciones clínicas 
Se produce un aumento de la excitabilidad neuromuscular que afecta sobre todo al músculo liso de los bronquios, intestino,  vesícula biliar y laringe. Los pacientes pueden quejarse de signos de tetania latente, como la sensación de hormigueos en los labios y punta de los dedos, otras parestesias y debilidad muscular. Pueden sucederse convulsiones focales de pequeño mal o de  gran mal. Supone un peligro grave el espasmo laríngeo, disritmias, bloqueos o insuficiencia cardiaca. 


Tratamiento 
Consiste en administrar el calcio suficiente para tener concentraciones séricas de calcio normales. Pueden prescribirse preparados de vitamina D para incrementar la absorción intestinal del calcio. 


Cuidados de enfermería    
Se debe tener preparado a la cabecera de la cama el tratamiento de la tetania; se dispondrá de una vía aérea, equipo de aspiración, oxígeno, gluconato cálcico y un equipo de traqueostomía. El gluconato cálcico se administrará por vía intravenosa muy lentamente pues es un irritante de las venas; durante su administración el enfermo dispondrá de monitorización cardiaca.  También se prepararán fármacos 
anticonvulsivantes por si fuese preciso. La  ansiedad puede provocar hiperventilación que causa alcalosis respiratoria, ésta se debe evitar utilizando una bolsa de papel o un aparato de respiración cerrada. 
La actuación de enfermería en el tratamiento crónico consiste sobre todo en educar de forma adecuada sobre los medicamentos y la importancia del seguimiento médico regular


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada